“La llave de plata” de H.P. Lovecraft

Jacen Burrows noviembre nocturno

“La llave de plata” de H.P. Lovecraft

 

Este delirio está basado en el artículo de John Delaughter “Dreams of an accidental shaman”

 

¡Toma este beso sobre tu frente!
me despido de ti ahora,
No queda nada por confesar.
No se equivoca quien estima
Que mis días han sido un sueño;
Aún si la esperanza ha volado
En una noche, o en un día,
En una visión, o en ninguna,
¿A caso eso le resta dolor a esta despedida
Todo lo que vemos o imaginamos
Es sólo un sueño dentro de un sueño.

 

Me paro entre el bramido
De una costa atormentada por las olas,
Y sostengo en mi mano
Granos de la dorada arena.
¡Hay tan solo unos pocos! Y Sin embargo como se arrastran Entre mis dedos hacia lo profundo,
Mientras lloro, porque No puedo aferrarlos
Con más fuerza?
Porque no puedo salvar tan siquiera uno de ellos de la implacable marea?
¿A caso todo lo que vemos o imaginamos
no es mas que Un sueño dentro de un sueño?

Edgar Allan Poe

 

Ya se lo preguntaba el maestro Edgar allan poe en uno de sus celebrados poemas. Al igual que nuestro protagonista de esta noche, el sueño marcará su destino como el de tantos otros… Porque Randolph Carter es muchas cosas: un personaje de ficción quizá, un alter ego, un anticuario otrora estudiante de la Universidad de Miskatonic. Si alguna vez fue alguien real o noO si tan solo habitaba los sueños y la imaginería del Maestro Lovecraft, quiza nunca lo sabremos… quiza nos topemos con el en las tierras del sueño y descubramos que en ese mundo, Carter es mas real que la propia realidad.

 

De los escasos datos que se conocen de su biografía, Se deduce que nació probablemente alrededor de 1874 y creció en Boston y sus alrededores. A la edad de diez años, se vio sometido a una experiencia mística en la granja de su tío abuelo Christopher y, posteriormente, mostró tener el don de la profecía. Es descendiente de Sir Randolph Carter, quien había estudiado magia en Inglaterra durante el reinado de Isabel I y, posteriormente, emigró a Estados Unidos. Más tarde, su hijo Edmund Carter tuvo que huir durante los Juicios de Salem. Carter también tuvo un antepasado involucrado en una de las Cruzadas, que fue capturado por los musulmanes.

 

Carter comparte muchos de los rasgos personales de Lovecraft: presentado como una melancólica figura, como un soñador contemplativo, con una sensible disposición, propenso a los desmayos durante momentos de estrés emocional; aunque también puede ser valiente, con la suficiente fortaleza de mente y el carácter para luchar y derrotar a las criaturas inefables de las Tierras del Sueño. H.P. Lovecraft se inspiraría en sus propios sueños para construir buena parte de su narrativa onírica, un ciclo de relatos que puede considerarse una mitología en si misma:

 

“… En verdad, he viajado a lugares extraños que no están en la tierra ni en ningún planeta conocido. He sido un jinete de cometas y un hermano de la nebulosa … ”

 

Los sueños del maestro Lovecraft jugaron un papel esencial en su producción literaria. Tras su muerte, el clamor por sus ficciones fue tan grande que se publicaron historias inéditas y muchos otros continuadores de los mitos en diversos formatos añadieron contenidos a la mitología onírica lovecraftiana. Un mundo basto e inabarcable de dimensiones imposibles.
A donde vamos cuando soñamos? Lovecraft tenia algunas respuestas sorprendentes a esta pregunta. Muchas veces,combinaba sus sueños e historias sin saber donde empezaba los unos y donde terminaban las otras. En la llamada de Cthulhu, el sueño de Henry Anthony Wilcox con un bajorrelieve de arcilla fresca, representaba en esencia, si no en detalles, un fragmento de sueño de Lovecraft. El dios de los mil rostros, la desconocida ciudad de kadath, los gatos de Ulthar, El Barco Blanco, La condenada Sarnath.

 

Sin embargo, y a pesar de su importancia, no podemos decir que todas las ficciones de Lovecraft vinieron de sus sueños. El continuador de los mitos W.H. Pugmire señaló: “El mundo de Lovecraft se fusionó fácilmente con los muchos mundos de sus sueños y fantasías, pero sus sueños no eran, a diferencia de una creencia que se ha extendido entre sus lectores, siempre traducibles en la ficción”.

 

Demonio descarnado de la noche noviembre Nocturno

Demonio descarnado de la noche

 

No importa cuán fantásticas fueran las imágenes de los sueños de HPL, muchas veces estas visiones eran difíciles de ensamblar en una historia coherente con un clímax.  Quizá por eso el maestro Lovecraft ha despertado todo tipo de especulaciones, sobre practicas mágicas, esoterismo, consumo de alucinógenos o tratos con entidades de mas allá del tiempo y el espacio. ¿De dónde podrían nacer si no estas ideas dignas del infame Alyster Crowley? 

 

Existen teorías para todos los gustos sobre la capacidad onírica de Lovecraft. Algunos entusiastas del ocultismo, como la secta de los tifonianos, herederos de la tradición de la Aurora Dorada, han afirmado que Lovecraft era realmente un místico que ejercía la magia y el esoterismo. Pero las pruebas que los biógrafos, amigos y expertos han podido recabar, nos demuestran que el maestro siempre estuvo en el lado opuesto. Nunca aceptó el poder de la magia y el mundo sobrenatural.

 

Su ateísmo y materialismo han sido minuciosamente documentados:

 

“Todo lo que digo es que creo que es muy poco probable que exista algo así como una voluntad cósmica central, un mundo espiritual o una supervivencia eterna de la personalidad. Son las más ridículas e injustificadas de todas las suposiciones que se pueden hacer sobre el universo, y no soy partidario de fingir. En teoría, soy un agnóstico, pero a la espera de la aparición de pruebas radicales, debo ser clasificado, práctica y provisionalmente, como ateo “.

 

Por supuesto, algunas de las opiniones de Lovecraft evolucionaron con el tiempo. Y si bien moderó buena parte de su pensamiento en la última etapa de su vida, parece que nunca llegó a ser una persona espiritual… Incluso así, ha existido tradicionalmente entre algunos sectores ocultistas, la necesidad de darle cierta sostenibilidad histórica a la mitología lovecraftiana, que habría de ser en parte, revolución de algunas oscuras creencias actuales.

 

Todavía hoy ciertos círculos sectarios y místicos aseguran que el maestro vivió una doble vida y que de hecho, practicaba la magia en secreto. Sus invenciones, criaturas y dioses, su inspiración onírica. Y sus méritos como creador del legendario Necronomicón, el grimorio maldito que ha llegado a integrarse en los cánones de la cultura popular, han sido algunos de los principales focos de especulación a este respecto. Incluso se extendió el rumor de que la Sra. Greene, esposa de Lovecraft,  tuvo en algún momento, antes de casarse con Lovecraft, una supuesta aventura con el notorio Mago, Aleister Crowley, que le habría hablado a ella del necronomicon, y ésta a su vez, proporcionóo las bases para la historia del grimorio de Lovecraft. Llegó a publicarse un artículo muy bien documentado sobre el este bulo que se expandió rápidamente con la llegada de internet, pero más tarde, la fuente de la leyenda que vincula a  Crowley-Greene-Lovecraft- y el Necronomicon se retractó de la historia.

 

Pero incluso así, incluso sabiendo que Lovecraft era radicalmente ateo, ¿ le libraba eso de creer en los fenómenos extraños? Algunas personas, ateos estridentes hacia los dioses tradicionales, están abiertos a una plétora de creencias de la Nueva Era. Los sistemas New Age a menudo favorecen lo subjetivo sobre el objetivo. La experiencia supera la evidencia. Si algo se siente cierto, se equipara a la realidad. La intuición reemplaza al intelecto. Lo que se siente verdadero se convierte en un hecho funcional. La antigua afirmación de Expediente X “La verdad está ahí afuera”, en lugar de entre tus sentidos, encarna esa ética.

 

En contraste con ese dualismo metafísico, Lovecraft declaró que “nunca había leído nada sobre la jerga del ‘ocultismo’ formal. La escritura sobre lo extraño es más efectiva si evitan las triviales supersticiones y las fórmulas populares de culto “… Soy … un materialista absoluto … sin una pista de credibilidad en cualquier forma de sobrenaturalismo: religión, espiritualismo, trascendentalismo, metempsicosis o inmortalidad. Puede ser, sin embargo, que pueda obtener los gérmenes de algunas buenas ideas del patrón actual de la franja lunática psíquica, y con frecuencia he pensado en comprar un poco de basura en la librería de ocultistas de la calle 46. El problema es que cuesta demasiado …  Eso sí, La idea de que la magia negra existe secretamente hoy, o que los antiguos ritos infernales todavía sobreviven en la Oscuridad es un principio que he usado y usaré de nuevo”.

 

Es evidente que Lovecraft conocía los cultos ancestrales, el paganismo y muchas de las bases cosmogónicas que sostuvieron a los círculos esotéricos y ocultistas de finales del siglo XIX y principios del XX, y fue un maestro utilizando referencias de libros malditos y rituales pavorosos, innovando también en los conceptos de Antiguos Dioses como accesorios para suspender la incredulidad de quienes leen su ficción.

 

Ciryl Van Der Haeghen Lovecraft Noviembre Nocturno

Ciryl Van Der Haeghen – Lovecraft

 

Y si bien todas estas teorías del Lovecraft espiritual, ocultista o mago parecen ser fácilmente reprobables, mas de uno de sus seguidores, admiradores y continuadores ha estudiado sus hábitos de vida con atención para sacar sorprendentes conclusiones, que pudiendo resultar algo primigenias, no dejan de ser también muy evocadoras en el más amplio y literario de los sentidos… Ese es el caso del articulista y escritor John DeLaughter, que hace unos años se refería a Lovecraft en uno de sus artículos como el  Chaman accidental:

 

Si nos fijamos en el día a día de Lovecraft, lo cierto es que en varias etapas de su vida llevaba el estilo de vida de un asceta, y en su comportamiento cotidiano se reflejaban las prácticas de un chamán. Lo cual, sin saberlo, pudo haber sido el detonante de sus visiones oníricas, delirios nocturnos y entidades primigenias, muchas de ellas, sorprendentemente similares a las visiones chamánicas tradicionales.

 

Según De Laughter, la palabra “accidental” es de primordial importancia en esta reflexión.  Lovecraft no pretendía ser un mago en ningún sentido. Sin embargo, algunas excentricidades de su estilo de vida proporcionaron un terreno fértil para la especulación sobre sus sueños chamánicos.

 

Esas tendencias serían:

 

La Privación de sueño.
El ayuno
El celibato
Y el Aislamiento.

 

La privación del sueño es posiblemente la mas evidente.

 

Lovecraft fue un consumado insomne. A una edad temprana,  experimentó Terrores nocturnos, una serie de pesadillas especialmente vívidas, se despertaba rápidamente del sueño profundo completamente aterrorizado. El joven Howard sería perseguido por lo que denominó “Demonios descarnados de la noche” – enormes criaturas con forma de murciélago, aladas y sin rostro – que lo agarrarían por el estómago, lo elevarían a alturas vertiginosas, y luego lo arrojarían al abismo. Lovecraft llegó a tomar medidas precarias para evitar el sueño, la entrada a las bestias oscuras de su inconsciente.

 

Ya en su etapa adulta, se comentaba que Lovecraft a penas dormía.. A veces pasaba tres días sin dormir. Y lo cierto es que en muchos casos lo hacía para aprovechar al máximo el tiempo y exprimir sus visitas. Sus excursiones en busca de la arquitectura antigua fueron una de sus pasiones. Alcanzaba el éxtasis arquitectónico paseando durante interminables horas que dejaban a sus acompañantes con los pies doloridos.

 

L. Sprague de camp, biógrafo de Lovecraft, señaló que a “A pesar de sus quejas sobre su salud y su falta de energía, cuando se encontraba de visita, galopaba a un ritmo que agotaba a sus compañeros”.

 

El maestro reforzó su capacidad para no dormir gracias al café. Bebió cantidades masivas de Java, mezcladas con toneladas de azúcar (hasta cuatro cucharadas por taza). De sus prácticas de sueño ha trascendido siempre que se trataba de un animal nocturno, que dormía durante el día y permanecía despierto hasta bien entrada la noche, incluso hasta casi el amanecer…

 

Los ritmos circadianos en los seres humanos regulan la temperatura corporal central, la actividad de las ondas cerebrales, la producción de hormonas, la regeneración celular, las secreciones endocrinas y otras actividades biológicas.  Son los ciclos que se modulan con el equilibrio habitual de horas de luz solar y oscuridad. La interrupción de los patrones de sueño conduce a la interrupción del sueño REM – el período del durmiente donde se suceden los sueños. Cuando a los sueños se les niega una salida inconsciente, buscan expresiones conscientes. Y las alucinaciones pueden hacerse muy reales…

 

¿Qué efecto pudo tener la constante alteración de los ritmos circadianos en Lovecraft? Quizá la pregunta sería ¿Dónde estaba la frontera de Lovecraft entre soñar despierto y soñar en la oscuridad de la noche?

 

Otro punto chamánico que menciona Delaughter es el ayuno y los desequilibrios alimenticios del maestro. Lovecraft lo practicaba con cierto ánimo curativo. Aunque también confesaba no sentirse atraído por la mayor parte de los alimentos. Excepto por los dos años que vivió con Sonia Greene, donde el peso de Lovecraft se disparó desde su ideal aristocrático, HPL apenas comió lo suficiente para mantenerse con vida. Pero la malnutrición causada por su dieta espartana provocó un colapso en su sistema inmunológico que fomentó el cáncer que más tarde acabó con su vida. El creía que su cerebro funcionaba mejor cuando estaba levemente desnutrido. Experimentó con su dieta frugal, para aumentar la frecuencia y la intensidad de sus extraños sueños.

 

jorge-jacinto-vision-of-terror noviembre nocturno

Jorge Jacinto- Vision of terror

 

Delaughter también menciona el celibato, no obstante, los beneficios ascéticos del celibato fuera de las tradiciones esotéricas o religiosas son discutibles. Pero si es cierto que aparte de su consumado matrimonio con Sonia Greene, la mayor parte de sus biógrafos consideran que Lovecraft vivió las costumbres sexuales de su generación con la visión represiva engendrada por su fuerte espíritu victoriano.

 

La sexualidad de Lovecraft parece ser como una mancha de tinta de Rorschach: lo que cada persona ve depende de la orientación que pretenda encontrar. Pero todo apunta a que “Lovecraft centró sus atenciones y esfuerzos en búsquedas mentales y emocionales, en lugar de físicas, y simplemente no tenía intereses sexuales fuertes”. Se abstenía  con la misma conciencia intelectual del beber y fumar, lo que le permitió una búsqueda indivisa y no diluida de sus intereses académicos.

 

Otra de sus tendencias más marcadas, fue el Aislamiento. Lovecraft se asemejaba a un asceta o ermitaño. Incluso teniendo en cuenta que estos conceptos se refieren en mayor medida a la espiritualidad, el maestro se recreaba en largos períodos de aislamiento físico y psicológico que marcaron su forma de entender el mundo por completo. En cierto nivel, Lovecraft sentía que estaba fuera de la vida. Se sintió un extraño en su propio mundo. Entre 1908-1914, Howard se retiró de la vida social tras lo que denominó una depresión nerviosa.

 

No obstante, también debemos mencionar, que lejos del estereotipo; se involucró en la vida de numerosas personas dejando una huella indeleble, mucho mas que algunos de sus congéneres, especialmente a través de su gran círculo de amigos por correspondencia; literatos muchos de ellos, y a los que tenia en gran estima, llegando incluso a realizar frecuentes viajes para visitarlos.

 

Pero fueron sus complejos económicos y personales, los que parece que llegaron a incapacitarlo  para cambiar esas circunstancias… su predisposición a la depresión, entre otros factores, supuso en muchas ocasiones rupturas intensas con el exterior. De si mismo decía:

 

“Puedo asegurarles que este punto de vista se une a una de las personalidades más sencillas, ingenuas y discretamente anticuadas: un ermitaño y asceta retirado que ni siquiera sabe cuál es su ronda contemporánea de actividades y” fiestas “.

 

¿Qué efectos pudieron provocar las prácticas chamánicas accidentales de Lovecraft? Aquí delaughter especula con ideas sorprendentes, que no dejan de ofrecer una visión no demasiado alejada de lo que se refleja en la literatura de Horror Cósmico, y que aunque puedan parecernos algo descabelladas, son, al igual que muchas otras teorías sobre el genio de Providence, una manera interesante de aproximarse a sus delirios y pavores.

 

Uno de los resultados de la privación prolongada del sueño incluye varios tipos de psicosis. Lovecraft a menudo pasó días sin dormir. Numerosos estudios informa que un 80% de las personas que sufrieron episodios prolongados de insomnio también sufren alucinaciones visuales. Un estado de sueño o alucinación que parece tan real como si el evento realmente ocurriera

 

Declaró que sus sueños eran tan genuinos que al despertar, la impresión de su “verdad” le preocupaba:

 

“He relatado esto en detalle porque me impresionó muy vívidamente. Esto no es una aspiración de la reencarnación, no tiene clímax o punto algido, pero fue muy real … ¡Si me preguntas de dónde salen mis historias! Respondo: según tu pragmatismo, ese sueño era tan real como mi presencia en esta mesa, ¡pluma en mano! Si la verdad o la falsedad de nuestras creencias e impresiones son inmateriales, entonces soy, o fui, realmente e, indiscutible mente, un espíritu incorpóreo flotando sobre una ciudad muy singular, silenciosa y antigua en algún lugar entre colinas grises y muertas. Eso Pensé que era en ese momento,  ¿Acaso importa? ¿Crees que yo era ese espíritu como soy ahora mismo H.P. Lovecraft? Yo no“.

 

Pillars by merl1ncz noviembre nocturno

Pillars by merl1ncz

 

Y es aquí donde el materialismo de Lovecraft se rompe en mil pedazos, no tanto desde su perspectiva como la de sus sueños caleidoscopios y visiones psicodélicas. Demasiadas coincidencias compartidas con los chamanes modernos, afirma Delaughter.

 

El uso de las drogas, tanto en el caso de los chamanes como en el de los nuevos gurus de la nueva era, disparaban interruptores químicos en sus cerebros que los llevaban a viajes vibrantes y visiones de ensueño.

 

El Dr. Leary usó LSD, mientras que otros usaban mescalina. Cuando uno de esos agentes psicodélicos activa los desencadenantes químicos correctos, los viajantes describen su experiencia mas o menos así:

 

“… Profundamente se altera y expande la conciencia, aflojando o … borrando por completo los filtros y pantallas habituales entre tu mente consciente y el mundo exterior. Con estos filtros eliminados, ingresa más información en el cerebro. Sientes más, piensas más. Te das cuenta de cosas normalmente filtradas por tu mente: visual, auditiva, sensorial y emocionalmente. Los intrincados detalles de las superficies, la riqueza del sonido, el brillo de los colores y la complejidad de sus propios procesos mentales se ponen en primer plano en su conciencia. En dosis más altas, la avalancha de información se convierte en una inundación y tus sentidos realmente comienzan a fusionarse y superponerse … hasta que puedes ver los sonidos u oler los colores ”

 

“Lo que hace que los psicodélicos sean más interesantes es su tendencia hacia una mayor universalidad en términos de los tipos de imágenes complejas, experiencias e ideas que engendran; nos dan la sensación de explorar las estructuras profundas de la mente humana, donde las contingencias de nuestras historias personales y los consiguientes rasgos de personalidad tienden a evaporarse “

 

En este punto Delaughter afirma que  “Mientras Lovecraft practicaba el estilo de vida del chamanismo accidental, tropezaba con los mismos interruptores químicos en su cerebro que otros tenían que usar para activar alucinógenos”. El resultado fue que los sueños e imaginación de Lovecraft expresaban la misma experiencia de otro mundo que generaban los psicodélicos. El blog de Tristan Eldritch fue el primero en comparar las escrituras de Lovecraft con las experiencias psicodélicas (25). Sin embargo, esa investigación no se relacionó con el estilo de vida ascético de Lovecraft

 

Pero si nos atenemos a los textos, es inquietante y parodicamente cierto que podemos observar cómo la ficción de Lovecraft es casi intercambiable con la experiencia caleidoscópica de un usuario psicodélico:

 

“El sonido de una melodía lírica y extraña fue lo que me despabiló. Acordes, vibraciones y éxtasis armónicos resonaban apasionados por doquier mientras ante mi mirada hechizada se abría el formidable espectáculo de la belleza suprema. Muros, columnas y arquitrabes de fuego viviente llameaban refulgentes en torno al sitio en el que me parecía flotar por los aires, remontándose hasta una bóveda alta, de indescriptible esplendor. Entremezclado en ese despliegue de espléndida magnificencia, o más bien suplantándolo a veces en una calidoscópica rotación, había destellos de amplias llanuras y valles encantadores, altas montañas y grutas sugerentes, dotados con cualquier adorable atributo de imaginería que mis ojos deslumbrados pudieran concebir, aunque modelado por completo en alguna materia reluciente, etérea, plástica, cuya consistencia parecía tan espiritual como material.  “.

 

Además de la similitud en las experiencias fantasmagóricas, Delaugther señala  la percepción de distorsión temporal que Lovecraft buscaba estéticamente y la interrupción del tiempo del viaje alucinógeno.

 

Lovecraft buscaba con ansia y perdición los éxtasis estéticos: “… que … implican invariablemente una derrota total de las leyes del tiempo, el espacio, la materia y la energía, o más bien, una independencia individual de estas leyes, mediante la cual puedo navegar a través de los variados universos del espacio-tiempo como solo un vapor invisible podría hacerlo … no alteo el espacio o el tiempo, pero supero sus limitaciones y formas de organización material “

 

H.P. Lovecraft sonriendo - Noviembre Nocturno

H.P. Lovecraft sonriendo (montaje)

 

Esta descripción coincide con la distorsión del tiempo que es parte de una experiencia psicodélica. Delaughter enfatiza la naturaleza mecanicista de los viajes psicodélicos, usa términos como “interruptores químicos” y “disparadores químicos” para describir la dinámica funcional de los incidentes alucinógenos.

 

Del mismo modo, hay interacciones químicas que subyacen a las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM). Y los intercambios químicos en el cerebro desencadenan experiencias psicodélicas. En las Experiencias Cercanas a la Muerte, las neuronas en el cerebro se disparan sincrónicamente. Cuando todas las neuronas actúan juntas, con una uniformidad mucho mayor que la normal, se produce un tipo de hiperconciencia en el cerebro. Además, el cerebro experimenta conectividad de retroalimentación. El proceso involucra percepciones sensoriales de realidad aumentada. Cualquier cosa experimentada durante ese tiempo aparece como “hiperreal”.

 

Pero el caso amigos, es que de momento nos resulta del todo inabarcable entender como era posible que Lovecraft alcanzara esas visiones de otros mundos… Gran parte de los comportamientos del cerebro durante el sueño siguen siendo un enigma para los investigadores, peor interpretarlos no de ja de ser en gran medida una tarea entretenida, no creen? Nuestro sistema de creencias determinará cómo entendemos estos eventos psicodélicos, eventos neurológicos, interacciones químicas que rara vez acontecen en el cerebro, pero que al hacerlo, ya se por efecto de las tierras del sueño, los agentes químicos o espirituales conducen al viajante hacia una dimensión desconocida.

 

Lovecraft era un materialista, no creía en ningún alma y atribuía todo el funcionamiento de la conciencia a los fenómenos corporales; en consecuencia, no buscó la revelación de los espantosos secretos de golfos y cavernas más allá de la barrera de la muerte. Pero en un momento de capricho fantástico, quizá  susurró preguntas a los muertos; preguntas de otros mundos en los cuales la memoria aún podría estar presente. El terror posterior los apartó de su mente, pero siempre terminaba por preguntarse: “¿Dónde has estado?”

 

Jorge Jacinto-The great old-one-jjcanvas - Noviembre Nocturno

Jorge Jacinto-The great old one

 

No Comments

Post a Comment

4 + 20 =

Uso de cookies

Los Primigenios nos obligan a advertir que este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de sectario. Si continua navegando está dando su consentimiento para la invocación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: